lunes, 28 de abril de 2008

YA NOY HAY PIANISTA EN EL CINE


Ni taquillero, ni él que valida la entrada, ni camarero, ni palomitero, ni acomodador…

Ayer después de 2 años y porque me regalaron las entradas fui al cine. Eran unas multisalas nuevas a casi 1 hora de mi casa, pero claro como ya no hay cines en el centro de la ciudad, tuve que ir en coche para poder ir al cine.

Después comencé la odisea de llegar al cine, tuve que sufrir un infernal atasco, no encontrar plaza de parking a menos de 200 metros de la entrada del centro comercial, tuve que andar mas de 10 minutos por un laberinto de tiendas y de comerciales intentando venderte tarjetas de crédito y luego cuando llegue a la entrada del cine sólo había una persona para atender una cola inmensa de gente que mientras estaban en lo cola aun no habían decidido a que película o sesión querían ir, lo que hacia que esa cola se eternizara aun mas…

Y yo que pensaba que las colas en el supermercado eran horribles…

Empezó a llamarme la atención la cara del personaje que me vendió las entradas, juraría que no pueden trabajar menores de 16 años porque parecía que sólo si tienes 14 años puedes trabajar en un sitio así, pero bueno no fue demasiado difícil conseguir canjear mis entradas regaladas.

Luego fui a comprar palomitas, me encontré al mismo chaval ofreciéndome una súper-mega-oferta: Palomitas súper-mega-híper grandes (que para mi eran como las de siempre), eso si decoradas con unos animales de una película de Disney y una Pepsi de polvos, costaban 8 euros, parecía que a todo el mundo le parecía una ganga, ya que todos se peleaban por comprarlas.

Yo hice lo mismo, luego al empezar a comerlas y darme cuenta que llevaban hechas 3 horas al menos, me di cuenta que de ganga nada de nada.

Decidí ir al baño, casi tengo que hacer una excursión de las escaleras que tuve que subir y justo en la puerta del baño de mujeres, me encontré al mismo chaval fregando el suelo. A mi me pareció raro pero los jóvenes de hoy en día son tan parecidos que no sabia si seria él, su hermano gemelo o su amigo del alma.

Me dirigí a la película que quería ir cuyo nombre era Casi 65, la proyectaban en la sala numero 14, que cuando llegue pensaba que su nombre se refería al número de sus asientos porque era casi tan grande como el salón de mi casa (y eso que mi casa es de VPO), no quiero pensar en la sala 1 o en la sala 2 si eran de cine o eran cabinas individualizadas.

Entré en la sala, entre 14 asientos no fue difícil encontrar mi sitio, estaba claro, justo detrás de la columna, ¿pero no se trataba de un cine nuevo? Y el arquitecto que diseño el cine? Había diseñado un cine o un garaje? En fin esto no fue lo que mas me sorprendió sino ver al mismo chaval que estaba vendiendo entradas, fregando el baño, vendiendo las palomitas ahora estaba con la linterna ayudando a tomar asiento a los más rezagados en entrar a la película, ¿pero otra vez él?

Ya casi no sabia que pensar, la película empezaba a las 21:00 con lo cual a esa hora se apagaron las luces y nos avisaron en la pantalla que piratear es de malos y que los buenos ciudadanos pagan y se callan, yo como soy buen ciudadano, ya se sabe callo y si puedo no pago…

Luego mientras nos explicaban mas tonterías, miré hacia arriba, y claro allí estaba otra vez él, y es que él era el que ponía la película en la sala de montaje, pero bueno también allí, pero este chaval a que se dedica? ¿En cuantos trabajos trabaja? Si cobra por cada uno de ellos cobrara 6000 euros al mes o le pagaran sólo uno y se ahorraran 5 puestos de trabajo?

Luego anuncios, anuncios de películas malas y a las 21:30 empezaba la película, una hora y cinco minutos después empezaban los títulos de crédito, las tomas falsas y los agradecimientos, ahora entiendo porque se llamaba la película casi 65, casi 65 minutos diría yo.

Eso si, cuando me dirija a salir del cine, había un chico muy amable enseñándome el camino, vigilando a que nadie se perdiera por la sala, por cierto ¿alguien se imagina quien era el trabajador del cine que realizaba esa función?

Correcto, era él.
Olá! Se você ainda não assinou, assine nosso RSS feed e receba nossas atualizações por email, ou siga nos no Twitter.
Nome: Email:

1 comentarios:

Abraham dijo... at 29 de abril de 2008, 0:43

Buena idea el nombre del blog. Por cierto, fue en ese barrio de Berlín Este donde viví mi erasmus.

Los dueños de la casa tenían la propaganda de cuando se construyó, como si levantaran una villa olímpica. Era un lugar emblemático para el el este, creo que llegaron a vivir 200000 personas. Hoy día es uno de los focos nazis de Berlín, siempre minoritarios en esa ciudad.

Saludos desde Tenerife y ánimo con el blog. Cuesta trabajo mantenerlo.